Qué comer para aliviar el dolor de la artritis en las articulaciones

Las articulaciones se desarrollan con la misma dieta saludable que sirve a su corazón y el cerebro, con un montón de frutas frescas, verduras, nueces, semillas y pescado azul (atún fresco, por ejemplo, salmón, caballa, arenques, sardinas, sardinas).

Comer más frutas y verduras

Mi primera regla de oro para la artritis es consumir al menos cinco (y preferiblemente más) porciones de frutas y verduras por día. Estas proveen una variedad de vitaminas, minerales y antioxidantes que son beneficiosas para todo tipo de dolor en las articulaciones y la hinchazón, incluyendo osteoartritis, artritis reumatoide, artritis psoriásica, espondilitis anquilosante y gota.

Las frutas y verduras son la principal fuente dietética de vitamina C, por ejemplo, que es necesaria para la síntesis del colágeno en el cartílago, así como sus efectos antioxidantes antiinflamatorios. La Vitamina C reduce la velocidad a la que descompone el cartílago, y las personas con moderado a alto consumo (dos o más veces la cantidad diaria recomendada de fuentes dietéticas) son tres veces menos propensas a desarrollar dolor de la rodilla o ver su progreso de la osteoartritis de rodilla que aquellos con baja ingesta de vitamina C (hasta aproximadamente dos veces la cantidad diaria recomendada).

>>> revise aquí el mejor tratamiento natural para la artritis >>>

Comer una manzana al día debido a sus polifenoles antiinflamatorios. Una manzana grande (100g) ofrece los mismos beneficios contra la inflamación de las articulaciones como 1.500 miligramos de vitamina C. Lave pero no pele las manzanas – los polifenoles son cinco veces más concentrados en la piel.

El Aguacate contiene las fuentes únicas de sustancias antiinflamatorias que suprimen la inflamación conjunta reduciendo la producción de citoquinas inflamatorias. Estas se han encontrado que sirven para promover la reparación del cartílago en la artrosis estimulando la actividad de osteoblastos (células de la formación de los huesos) y condrocitos (células del cartílago).

El aceite de oliva es mejor para cocinar ya que es una rica fuente de sustancias antiinflamatorias como el ácido oleico, oleuropeína, tirosol, hidroxitirosol y vitamina E. Estudios griegos sugieren que aquellos con un mayor consumo de aceite de oliva son un tercio menos propensas a desarrollar AR. El aceite de oliva también pueden proteger contra la artrosis.

Las nueces de Brasil son la fuente dietética más rica de selenio – una sola nuez de Brasil contiene típicamente por lo menos 50mcg. El selenio mejora la calidad de las proteínas del cartílago.

Especias como el curry anís, Chile, clavo, comino, hinojo, jengibre, mostaza y cúrcuma, cuya acción antiinflamatoria, puede reducir la inflamación y mejorar el dolor de la artritis de forma similar a la aspirina. Las especias pueden modular la activación de células inmunes y reducir la expresión de citoquinas inflamatorias como TNF-alfa, NF-kappaB y las interleuquinas. La cúrcuma contiene curcumina, que reduce la destrucción del cartílago en la artrosis y es tan eficaz como el ibuprofeno para reducir el dolor en las articulaciones.

Hortalizas de hoja verde oscuro
como la col rizada, brócoli, espinaca, verdes de primavera, repollo verde oscuro y perejil fuente de polifenoles antioxidantes, vitaminas y minerales con acciones antiinflamatorias. Una alta ingesta de estos vegetales parece proteger contra la artritis, ya que contienen polifenoles, como el sulforafano, que protege el cartílago de romperse.

Frutas pigmentadas oscuras, azul-rojo (por ejemplo, cerezas, uvas, arándanos, arándanos, moras, frambuesas oscuras, bayas de saúco) son fuente de polifenoles antocianinas que disminuyen los niveles de citoquinas inflamatorias como TNF-alfa. La ingesta regular también va a reducir los niveles de ácido úrico para prevenir la gota.

>>> revise aquí el mejor tratamiento natural para la artritis >>>

Frutas amarillas y verduras naraja como las zanahorias, patatas dulces, guayaba, mango y calabaza son fuentes ricas de vitamina C y carotenoides antioxidantes que reducen la inflamación. Frutas y verduras con un contenido alto de antioxidantes pueden reducir el dolor y la inflamación en todos los tipos de artritis.

Las cebollas son una fuente rica de polifenoles y tiosulfinatos que inhiben la producción de citoquinas inflamatorias para reducir la inflamación. Las cebollas rojas tienen mayor contenido de antioxidantes.

La Granada es una fuente rica de polifenoles antioxidantes, vitamina C, vitamina E y carotenoides. Su potencial antioxidante es dos o tres veces mayor que la del vino y el té verde. El ácido elágico en el zumo de Granada reduce la inflamación bloqueando la activación de las citoquinas inflamatorias tales como NF-kappaB y IL-1b que desempeñan un papel clave en la degradación del cartílago en la osteoartritis.

Los Frijoles de soya contienen antioxidantes isoflavonas (genisteína, daidzeína, formononetina, biocanina A y gliciteína) que tienen una acción como el estrógeno beneficiosa para fortalecer los huesos. La soya suprime el dolor y la inflamación articular. Bloquea la producción de citoquinas inflamatorias en las articulaciones y promueve la reparación del cartílago en la artrosis estimulando la actividad de osteoblastos (células de la formación de los huesos) y condrocitos (células del cartílago).

Las nueces son una fuente rica de ácidos grasos de omega-3 con una acción antiinflamatoria y comer nueces todos los días puede proporcionar beneficios adicionales para personas con artritis reumatoide.

>>> revise aquí el mejor tratamiento natural para la artritis >>>

Share
Esta entrada fue publicada en Dieta para la artritis y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *