Dieta para aliviar la artritis – Domine su artritis

Empezar un tratamiento eficaz para la artritis desde sus fases temprana es importante para frenar su progresión, reducir el riesgo de discapacidad a largo plazo y reducción de los riesgos de salud que la acompañan. Los tratamientos médicos actuales a menudo se basan en medicamentos que tienen efectos secundarios desagradables, tales como sangrado gastrointestinal y enfermedad cardíaca. Afortunadamente, podemos ayudar a prevenir, disminuir y aliviar los síntomas de la artritis a través de nuestra dieta.

Ciertos alimentos desencadenan respuestas inflamatorias en el cuerpo, especialmente las articulaciones, cambios sencillos en los alimentos pueden ayudar a aliviar la inflamación.

El ácido araquidónico es un ácido que induce la inflamación y que se encuentra en muchos alimentos comunes. Es un ácido graso poliinsaturado de Omega 6 que se encuentra naturalmente en el cerebro, los músculos y el hígado. Nuestros cuerpos producen suficiente ácido araquidónico sin la necesidad de la suplementación dietética adicional.

La exposición diaria a los alimentos con altos niveles de ácido araquidónico conduce a un estado crónico de elevado ácido araquidónico, resultando en la inflamación. Algunos alimentos a evitar directamente son: azúcar refinada, lácteos, aceite de maíz/soja, huevos, sal, alcohol, tabaco.

>>> revise aquí el mejor tratamiento natural para la artritis >>>

Azúcar:

El Azúcar refinada confunde al sistema inmune para que no pueda diferenciar entre un invasor y su propio cuerpo ataca sus propias células. El azúcar en todas sus formas (azúcar de caña, jarabe de maíz de alta fructosa) pueden suprimir la capacidad del sistema para atacar un verdadero invasor (como bacterias o virus) hasta 2-5 horas después de la oleada de azúcar, dejando el cuerpo susceptible a las infecciones.

Productos lácteos:

A menudo, productos lácteos se presentan como la mejor fuente de calcio, pero agregar más calcio a su dieta no garantiza automáticamente huesos más fuertes y las articulaciones más sanas. También debemos conservar el calcio. Los productos lácteos contienen grandes cantidades de proteína animal que causan acidez, que desgasta a los huesos y empeora los síntomas artríticos. Los productos lácteos también son ricos en grasas saturadas, azúcar lactosa y colesterol, que son inflamatorios en su naturaleza. Las verduras de hoja verde, por el contrario, son altos en antioxidantes y calcio sin los efectos secundarios inflamatorios.

Ácidos grasos Omega 6:

Los acidos Omega 3 y Omega 6 son inflamatorios en su naturaleza. Ambos son igualmente importantes para nuestro cuerpo y deben ser absorbidos de la dieta, ya que nuestro cuerpo no los produce. La inflamación comienza cuando la ingesta de Omega 6 es superior a la ingesta de Omega 3. Los alimentos que son altos en Omega 6 son aceite de maíz y soja, que se utilizan en alimentos procesados más convencionales. Opciones saludables para obtener Omega 3 y 6 en cantidades adecuadas son semillas de lino, semillas de cáñamo, chia, crucífero y vegetales verdes, semillas de calabaza, nueces y semillas de girasol crudas.

Huevos:

Las yemas de huevo contienen altas cantidades de grasas animales y colesterol, que empeoran la inflamación para aquellos con artritis. Las yemas de huevo también son altas en ácido araquidónico.

Gluten:

El gluten contiene una forma de proteína llamada gliadina que impregna la pared intestinal y puede causar el síndrome de intestino permeable. El Intestino permeable significa que se debilita la membrana intestinal y las toxinas se fugan en el torrente sanguíneo y se presentan inflamaciones.

Sal refinada / MSG:

La sal tiene múltiples aditivos y sustancias químicas que causan inflamación en el hueso. MSG es otro tipo de sal utilizada a menudo en envasados y comidas de restaurante. Muchas mezclas de especias contienen MSG o uno de sus derivados: hidrolizado de proteína vegetal, extracto de proteína de la planta o extracto de levadura. Estos exacerban todas las condiciones inflamatorias, incluyendo diferentes formas de artritis.

Tabaco:

Las toxinas del tabaco excitan el sistema inmunológico para atacar las articulaciones. De todos los agravadores mencionados arriba, fumar es lo peor para el desarrollo de la artritis. Los estudios demuestran que las mujeres con artritis reumatoide que ustan tabaco manifiestan peor los síntomas y el dolor que las no fumadoras.

La inflamación es la respuesta natural del cuerpo a algo exterior dañino. La inflamación puede ser causada por una infección, como en respuesta a la fiebre. Esto es una respuesta temporal y es una buena clase de inflamación ya que ayuda al cuerpo a deshacerse de la infección. Pero cuando la inflamación se vuelve crónica, ya no protege, más bien destruye y causa enfermedades crónicas como enfermedades cardíacas, diabetes, ateroesclerosis y osteoartritis. Afortunadamente, evitar la exposición a desencadenantes y la modulación de mediadores inflamatorios a través de la dieta pueden reducir y eliminar la inflamación.

Domine su artritis de Ricardo Palmer es el mejor tratamient natural par la artiris. Aquí usted aprenderá efectivos remedios caseros para aliviar esta condición atacando la raíz del problema. Este es un método holístico de sanación que ha ayudado a miles de personas alrededor del mundo a controlar la artritis y terminar con sus síntomas. Revise ahora Domine su artritis en pdf haciendo click aquí.

Share
Esta entrada fue publicada en Dieta para la artritis y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *